SUELO

CERRANDO EL CICLO

CARBÓN

Por que todo lo que crece sobre el suelo depende de lo que crece debajo de el. Esta sección esta dedicada a difundir información sobre los estudios y experimentaciones en el campo de la regeneración de suelo para devolverle la vida y micro biodiversidad.

Carbón es estudiado detalladamente por sus propiedades de mantener una estructura ideal, retener agua, aire, y nutrientes en suelos, y además se comporta como departamentos para microorganismos. El Carbón por si solo tiene la capacidad de absorber y retener por un largo tiempo todos los nutrientes que se encuentren a su alrededor, por lo que resulta muy importante que, antes de agregarlo al suelo necesita ser inoculado Biológicamente con organismos benéficos, esto es lo que hoy se llama BioCarbón o BioChar.

Técnicas para la elaboración de carbón existen muchas que se han usado desde milenios, y todas funcionan, ahora depende de ti y tu presupuesto para ir experimentando cual se adapta mejor a tu realidad.

TLUD: también llamado gasificador, este diseño nos introdujo a la fabricación del carbón. Este diseño esta muy bien recomendado para quemar sustratos muy uniformes de tamaño y de similar estructurara por que así permite que todo se queme de manera igual e uniforme. Su diseño permite crear dos corrientes de aire que trabando en con junto permite quemar de manera eficiente la madera y los gases que la misma contiene.

Para la construcción de un sistema TLUD se puede comprar en el centro de reciclaje una par de tanques de metal y empezar. en un primer tanque se hace huecos o cortes que permiten el paso del aire primario que mantiene el fuego encendido que quema la madera y saca los gases. Con otros dos tanques puedes hacer la tapa y la chimenea o tiro. a través de la tapa entra el llamado aire secundario que quema todos los gases extraídos de la madera y como resultado por la chimenea puedes notar una combustión limpia sin nada de humo, este es tu indicador de una buena combustión.

La combustión en el sistema se realiza desde arriba hacia abajo, es decir llenamos el tanque de nuestro sustrato y empezamos el fuego desde arriba y de a poco el fuego consume el material y baja en el tanque. Sabemos que la combustión termino cuando comprobamos la temperatura en la base del tanque se tona ademas el metal al rojo vivo, aquí es un buen momento para detener la combustión, lo puedes hacer con agua o sofocando el fuego mediante tapar el tanque y cortar entradas de oxigeno.

Este sistema nos resulto ideal para sustratos que tienen aproximada o misma dimensión como: palos de desecho la fabricas de madera, cascaras de coco, desechos de maíz, cascaras de cacao, etc. sin embargo cuando realizas quemas en este tanque tienes que ser muy precavido de colocar el material sin dejar demasiados espacios entre el material, debido a que, mientras sucede la combustión, si llegase a existir espacios grandes dentro del sustrato alguna braza de carbón puede caer al fondo del tanque y empezar una combustión desde abajo, como consecuencia el fuego en la parte superior se desvanece por falta de oxigeno y tienes mucho humo, mala combustión y mucha ceniza como resultado final.

CARBÓN AL HUECO: Retomando el conocimiento antiguo, otra forma muy efectiva y económica de hacer carbón es simplemente quemar madera en un hueco en el suelo, las dimensiones pueden variar dependiendo de la cantidad de materia que tenga. El único detalle de importancia es que tu hueco debe ser realizado de tal manera que las paredes tengan una inclinación, existen muchos estudios acerca de este angulo de inclinación, pero si logras hacer algo aproximado a 45 grados de inclinación obtendrás un hueco cuadrado en forma de cono, con este diseño lograras alcanzar una combustión fuerte y espontanea.

Para realizar esta quema es recomendable tener madera del mismo grosor de ser posible. Inicias un fuego en el fondo del hueco y se agrega madera de a poco por vez, cuando esta capa de madera en negra y empieza a mostrar ceniza en la superficie, esta es la indicación de que toca añadir un nuevo nivel.

La forma en como acomodas la madera y la cantidad influye en la intensidad del fuego, lo ideal es colocar nuevos niveles asegurándose que exista espacios para que el aire circule y alcances nueva temperatura; el mejor indicativo de una buena combustión se nota cuando a la distancia del hueco se siente el calor del fuego y ademas no existe producción de humo. Muchas veces madera muy acomodada puede sofocar el fuego y producir mucho humo.

Por cada nivel nuevo de madera que colocas en el hueco estas llevando el fuego hacia arriba del hueco y sofocando el carbón de mas abajo, de esta manera detienes la combustión del carbón abajo y se forman niveles y niveles de carbón. Usas agua para terminar la combustión y sacas con precaución el carbón del hueco, solo asegurate de que el carbón este bien apagado.

 

LISTOS PARA INOCULAR EL CARBÓN!!!

La forma mas sencilla que puedes hacer es dejar tu carbón en un motón al aire libre, a sol y lluvia durante 15 días y tendrás el carbón listo para el suelo. Si quieres supercargarlo de microorganismos mezclalo con compost, microorganismos de montaña, lixiviados de lombrices, compost de lombriz, orina humana o cualquier otro suplemento que este cargado de microorganismos, dejalo reposar una semana y listo para aplicarlo al suelo.

Para agregarlo al suelo necesitas enterrar el carbón, puedes hacer un surco alrededor de tu planta o árbol, colocar el carbón y tapar el surco; o también haces hoyos alrededor de tu planta o árbol y los llenas de carbón.

 

MICROORGANISMOS

INFORMACIÓN EN PROCESO

INFORMACIÓN EN PROCESO